Pages

31 de diciembre de 2015

Las vueltas de año nuevo, un feliz año 6102... 2016 a todas y todos


Las vueltas de año nuevo 6102… 2016

Hoy, último año  del  día, me levanté tarde para abrazarte bien temprano y bajo los rayos de una luna que no alumbra, disfrutar la fortuna de tus besos consumados.

La fresca tarde llegó en la madrugada, cuando  una suave lluvia ha mojado el blanco cielo y mientras las hojas secas caen a sus verdes ramas, el tiempo corre aguas arriba, para estar ayer justo a tu lado.



Feliz 6102... 2016 a todas y a todos

28 de diciembre de 2015

El aterrizaje de emergencia... ¿Pero y la información meteorológica?


Durante el día de ayer, 27 de diciembre del 2015, nos enteramos, con mucha preocupación, del aterrizaje emergencia realizado por el helicóptero que transportaba al Honorable Presidente de la República Dominicana Lic. Danilo Medina Sánchez, cuando completaba un vuelo  de acuerdo a la regla de vuelo visual,  que lo llevaría desde Santo Domingo a la comunidad de Villa Trina,  Provincia Espaillat, en la región septentrional  del Cibao.

De acuerdo a informaciones ofrecidas por el propio presidente Medina, el aterrizaje debió realizarse debido a condiciones meteorológicas adversas encontradas en la ruta programada del vuelo que ambas aeronaves  intentaron  volar. El presidente declaró que primeramente ya había aterrizado el helicóptero que transportaba el personal encargado de su seguridad,   en una zona donde la visibilidad era nula.¿Pero es que nadie sabia como estaba la situación del tiempo en la zona? 

Lo importante seria  saber también; ¿Qué tipo de información meteorológica estaba en posesión de la tripulación de mando  de la aeronave del Presidente y del capitán  helicóptero que transportaba el personal de  la  seguridad de Presidente, en dos  vuelos en los que ambas aeronaves debieron aterrizar, y después dirigirse a destinos diferentes al planeado.  El pobre manejo de la información meteorológica está entre los causales más importantes de los accidentes de la aviación  general a través de la historia de la aviación de la República Dominicana, estando entre los factores  contribuyentes  de mayor  mortandad en los percances de esta aviación en el país.
       
A propósito de este percance, posiblemente algunos recordaran  el accidente de helicóptero que casi cuesta la vida al  Presidente Joaquín Balaguer,  durante la tarde del 10 de mayo del 1974, cuando el aparato que ocupaba, volando en  condiciones de baja visibilidad,  chocó  con una mata de  palma  en medio fuerte aguacero, cayendo a tierra en las inmediaciones de Villa Altagracia,  siendo impedido de caer a un profundo precipicio por un tronco de un árbol de caoba.  El helicóptero había salido sin ninguna previsión del tiempo según el propio presidente  Joaquin Balaguer en aquella oportunidad.




21 de diciembre de 2015

El piloto aviador dominicano, presente y porvenir


Bueno, pues ayer,  21 de diciembre, se celebró el día internacional del piloto aviador. Lo primero, felicitar a los tantos buenos  amigos relacionados que han escogido este quehacer para proyectar sus vidas, lograr sus sueños e incluso hasta disfrutar esta actividad  y así  conquistar un mejor futuro para  sus familias y hasta  para  este  país con el que Dios nos ha premiado a todos. Sin embargo, para muchos pilotos aviadores dominicanos  las cosas no han sido tan fáciles, como todos sabemos y no precisamente por falta de diligencias.

Hace ya buen tiempo  que un número importante  de  nuestros mejores pilotos han tenido que  “volar miles de millas”, en busca de un  mejor futuro para ellos y los suyos. En esas luchas muchos de ellos hasta han concluido sus carreras en tierras lejanas, retirándose allende los mares en algunos casos con todos los honores posibles. Otros pilotos dominicanos permanecen volando en importantes empresas globales del Norte y del Sur, mientras algunos cruzan latitudes y longitudes al Este del meridiano 0°, demostrando, hasta la saciedad, que lo único que  nos hace falta en República Dominicana  son empresas estables y aviones modernos y  buenos salarios,.... la capacidad nuestros pilotos sobra.

Pero el día internacional  del piloto aviador también encuentra a  parte importante  de los pilotos dominicanos en su lar nativo, mirando el cielo y observando, con cierta pesadumbre, que su tiempo hábil para volar pasa como pasa  el agua del río bajo el puente. Extrañan fuentes de trabajo bien pagas, adecuadas a sus condiciones profesionales. Para ellos también es día del piloto, para ellos también es mi abrazo y felicitación. El día del piloto también alcanza a tantos jóvenes que tratan de iniciarse en la técnica y el vuelo, a veces hasta desconociendo que rumbo apuntará y volará su aeronave luego de graduarse. Para ellos mi aliento y la fe de un futuro promisorio de la aviación netamente dominicana.

Felicito en lo particular,  a los Capitán Juan  Rivera, Abel Martes, Yanco Holguin, y otros tantos que andan por ahí representándonos en el extranjeros. En el caso del Capitán Juan Rivera  ese hombre  que aparece en su cabina después de haber  disfrutado  de una rica sopa, luego de un largo vuelo. Lo hago porque lo siento tan solidario con todo lo  provechoso  para la aviación y su clase. Para mí el Capitán Rivera representa la esencia más idónea  de lo que debemos ser todos los  que bregamos en el quehacer aeronáutico en este país que,  aunque se dude, nos pertenece a todas y  todos. Un fuerte Abrazo a todos las aviadoras y aviadores del mundo en su día.     

17 de diciembre de 2015

Navidad y año nuevo “quedao” en Nueva York


Foto: Airlines net

Posiblemente pocos recuerden este  avión que aparece  en la foto. Se trata del HI-576-CT, una aeronave tipo Mc Donald Douglas  DC-8-62 H, propiedad de una empresa  aérea privada  dominicana que se llamó  Antillana de Navegación Aérea. Antillana  operó  a finales de la dédada de los ochenta, pero recuerdo que su  frecuencia de vuelos eran bajas y el avión “vivía” parqueado en la rampa Norte de AILA.  Bueno, pero de repente la aeronave comenzó a hacerle algunos  vuelos a la Compañía Dominicana de Aviación  CDA, sobre todo cuando los itinerarios se “apretaban” o bien, cuando  se presentaban problemas que le impedían volar a los “caballos de CDA”.

 Ese fue el caso de finales de diciembre del 1989, cuando “caí en un gancho” al concretar un acuerdo de turnos de trabajo  con mi hermano Pascasio Toribio,  en el cual yo haría los días  24, 25 y 26 de diciembre  en operaciones de CDA en el Aeropuerto Kennedy,  mientras que pascasio  haría el 30, 31  de diciembre  y el 01 de enero, cuando el programa  indicaba que Antillana realizaría esos vuelos. En mi caso tenía  planeado regresar a Santo Domingo el día 30 de diciembre en el último vuelo del día,  que haría precisamente el DC-8-62 H de Antillana, avión al que bautizamos como “Teleantillas”  ¿Por qué?, no me pregunten.

Después de haberme “tirado” la tarde del 24 de diciembre  y despachado el último vuelo a Santo Domingo, crucé  la rampa y fui al comedor de Pam American, donde disfruté  de un  “chile” para ayudarme con el frío. Entonces abandoné  el aeropuerto y fui  a visitar mi amado hermano Diomedes y juntos caminamos  a una parroquia  del área de Brooklyn a escuchar “villancicos navideños”. Luego me marché  al sector de  Queens  a una residencia  propiedad de  Charna Putra Mahapatra,  un amable hindú que laboraba para CDA y Air India, donde me quedaba. El 25 de diciembre, lo mismo, pero cuando terminé Pascasio me invitó  y a su casa.
   
Pasada la fiesta de  noche buena y navidad, solo esperaba el 30 para regresar a Santo Domingo  y reunirme con mi familia, pero como las cosas no siempre salen como uno quiere, a partir del 29 de diciembre  el área de  Nueva York   comenzó a ser  afectada por una densa  niebla, que reducía la visibilidad a valores inferiores a los autorizados en los manuales  de muchas empresas aéreas. Ese día no hubo vuelo de  CDA a Nueva York, pero lo peor, por la misma situación  tampoco lo hubo vuelo  el 30,   para entonces  “yo estaba quedado en Nueva  York”. Mientras tanto, no hubo  que bregar mucho con los pasajeros, cuando estos llegaban al aeropuerto y observaban la situación del tiempo, ellos mismos agarraban sus taxis pa”tra.

El 31 de diciembre llegué  temprano al Kennedy, la situación seguía igual, entonces, entre Pascasio y yo nos concentramos a estudiar los pronósticos a ver las posibilidades, pero cuando le enviamos  la información a Santo Domingo, la tripulación de Antillana Navegación Aérea  se agarró de sus manuales y tampoco  iniciaron el vuelo. Recuerdo que los valores eran  techo oscurecido y visibilidad menos de un cuarto de milla,  niebla. Solo las aeronaves con capacidad ILS CAT III  entraban al Kennedy, de las que  escuchábamos solo  rugir de sus  motores  cuando se aplicaban los reversibles. 

A medio día del 31 me di  por vencido, llamé  a mi familia a Santo Domingo los consolé explicándole la situación del tiempo y me retiré  del aeropuerto “agarrando”  para donde mi hermano en Brooklyn,  donde  nos reunimos en  casa de  Don Cece Collado,  un viejo amigo de la familia. Allí  tuve que integrarme al rezo del Santo  Rosario a la  Virgen, pero  cuando terminamos, me  vino a la cabeza  que  había llevado  una bebida espirituosa y mientras escuchábamos los temas tradicionales de la temporada, nos  libamos  algunos tragos y casi ni nos enteramos que ya estábamos en el año nuevo.    

Llegué a Santo Domingo el año siguiente, el primero de enero el 1990, con el Capitán Eddy Francisco Tineo,  cuando todo había pasado.  



A ponernos las pilas,… ahí viene Cuba


"A ponernos la pilas,... ahí viene Cuba". Bajo este titular  comenzaba mi comentario en Facebook  el pasado  17 de diciembre del 2014, hace hoy un año. Ese día había sido liberado de una prisión cubana el ciudadano Norteamericano Alan Gross,  quien cumplía una condena de 15 años acusado de espionaje por el gobierno cubano. En apariencia, durante ese  día los  presidentes  de Estados Unidos Barak Obama y  Cuba Raúl Castro habían conversado por la vía telefónica, en una actitud muy poco común por  décadas.

También decía  que para el mundo el acontecimiento  era más que sorpresivo agradable y cónsono en el contexto de un mundo que mucho ha cambiado después de más de medio siglo de Revolución Cubana. Decía además, que era un giro transcendente en las relaciones de dos naciones geográficamente tan cercanas,  que hace poco tiempo  que una dama la había  cruzado el estrecho entre la Habana y Miami  a nado.

Ante esa realidad decía que  República Dominicana debía “ponerse las pilas” frente a esa nación hermana que, necesariamente hará sus esfuerzos para potencial su industria turística  con el mercado norteamericano, que  ya se presenta como un oportunidad de oro para la economía cubana. También decía que Cuba  tiene mucho de lo que los dominicanos  tenemos como son el clima, las playas, las montañas, una formidable seguridad ciudadana,  pero  que sobre todo tienen a Cubana de Aviación,  una línea aérea  bandera nacional de Cuba,  con presencia en los continentes  Continente Americano y en  Europa.

No hay dudas de que por el momento,  República Dominicana aventaja a Cuba en el mercado turístico regional como destino, pero como sabemos posiblemente,  el mayor factor a nuestro favor es la situación política de Cuba y las relaciones con sus vecinos del Norte,  que le limita en  ese  tremendo y cercano mercado emisor.   Durante los últimos años el turismo cubano ha venido aumentando de manera sostenida,  llagando a  los 2.4 millones de llagadas en el 2014,  de acuerdo a la Oficina Nacional de Estadística e Información de Cuba (ONEI), siendo muy baja la llegadas turistas norteamericanos a Cuba.  En nuestro caso, las cosas son muy  diferentes, donde el 60% de los turistas que nos visitan son de nacionalidad norteamericana.

Solo habría que como vienen las cosas, sin embargo, en la actualidad ya muchas cosas han pasado. Cuba y Estados Unidos han restablecido relaciones diplomáticas y varias líneas aéreas Norteamérica han comenzado a operar vuelos entre Estados Unidos y destinos  en la isla de Cuba. Por ahora Estados Unidos se proyecta  como un gran mercado emisor de turismo hacia Cuba, pudiendo nosotros pagar las consecuencias, si es que no nos ponemos las pilas.

Como prioritario deberíamos impulsar y operar  un proyecto de línea aérea bandera nacional, con aviones grandes de última generación,  capaces de operar a los sitios donde se ubican los  mercados étnicos tradicionales en EE,UU, pero que pueda alcanzar otros destinos en el territorio continental de USA, con el objetivo de aumentar la llegada del turismo norteamericano República Dominicana, todo en un marco una  sana  y provechosa competición con nuestros hermanos cubanos.  

15 de diciembre de 2015

¿Qué pasa con mi patria?


¿Qué será lo que pasa en esta mi  patria?. De repente en el día  el sol se oculta y la blanca  luna no sale en las oscuras noches.   Y  mientras tratamos de abrazar las frescas brisas, el tiempo corre como tratando de escapar  dejándonos  en medio del camino. Las frías  aguas de  los  frescos manantiales se han secado  y las olas  solo   traen  mantos que cubren las  arenosas  playas.

No hay misericordia y la irracionalidad se manifiesta con dureza a cada instante mostrando con  crueldad los acontecimientos y arrancando una y otras vidas  como si esta  no fuera un don otorgado por el  Cielo. La violencia corre  sin detenerse a descansar ni en los senderos ni frente  a los  portones mientras el acecho  ha superado a las miradas. Parece  existir   el temor colectivo.

Pero no todo está perdido, las gentes parecen entender el mensaje que viene  de  lo Alto. Una estrella  brilla con gran intensidad  en el azul  cielo  y clama por el entendimiento entre los hombres. Su luz alumbra un humilde pesebre y  un niño,  entre reyes y bueyes,  nos brinda un aire de  esperanza y una señal de paz,  para un mundo que de las cosas de Dios  tanto requiere.

Las navidades son un tiempos de  amor y de esperanza,…. feliz navidad!!!!   

9 de diciembre de 2015

Una triste navidad para el Capitán Núñez y su tripulación

Capitán Radames Nuñez 

Mientras más se acercaba el día 24 de diciembre de cada año,  más frecuentes  eran los vuelos de Dominicana de Aviación a sus  destinos tradicionales. Durante esos animados días  solo  había que estar  en el área de chequeo o en  las puertas de embarques de Dominicana  en las  terminales aeroportuarias como el  Kennedy, San Juan, Miami y otras estaciones, para presenciar el espectáculos de ver a los  dominicanos y dominicanas, cargados con sus  voluminosos “bultos de mano” caminando en caravana, tratando de alcanzar las puertas de embarques y respirar satisfechos,  después de abordar los vuelos y volar “en dominicano”  en lo aviones que lo traerían a su lar amado, República Dominicana.

Pero también los 24 de diciembre eran días especiales y de gran presión para la operación de los vuelos, todos tratábamos de que las cosas salieran bien  y se rogaba al Altísimo  para  que a ningún avión  se le antojara  averiarse, mientras las tripulaciones de mando  trataban de empujan los aviones  para hacer rutas más cortas y estar a  tiempo en casa para celebrar  una cena navideña en familia. Sin embargo,  como se dice por ahí,  “nunca falta un pelo en un sancocho”. Eso fue, precisamente, lo que le paso el Capitán Redames Núñez y su tripulación, uno de esos diciembres de mediado del 1985,  cuando  Dominicana de Aviación  dominaba el ala Oeste de la terminar internacional  del Kennedy de Nueva York.
  
Durante aquel  día de noche buena  todo iba bien en la estación de Dominicana  a Nueva York.  El vuelo DOA902 y DOA-903 desde y hacia   Santo Domingo, así como el  DOA904, 905 desde y hacia   Puerto Plata,   habían operado con  normalidad. A  las 2:30 p.m. hora de Nueva York, ambos vuelos habían  despegado rumbo Sur, sin novedad y “lleno hasta la tambora”. A esa hora se  tenía el estimado del último vuelo de ese  24 de diciembre. Se trataba del  vuelo extra  DOA2902 que estimaba llegar a Nueva York  temprano en la tarde. El plan era  sacarlo de  inmediato a Santo Domingo y todos para su casa. 

Siendo así,   tanto los  pasajeros como  la tripulación del Capitán Núñez estarían aterrizando en Santo Domingo aproximadamente a  la 7:30 p.m.,  o antes, si la tripulación optaba por adicionar algunos "nuditos"  a la velocidad del aparato. Todos  planeaban cenar con sus familias  en sus hogares de Santo Domingo. El problema se presentó  cuando al avión llegó a la puerta de desembarque del Kennedy presentando  un serio  problema de mantenimiento, problema  que le impedía iniciar el vuelo de regreso a Santo Domingo. El avión simplemente  estaba “graundiao” en Nueva York, sin posibilidades de salir hacia Santo Domingo como se tenía planeado.  Ante la situación  Pascasio Toribio, despachador de turno en el Kennedy  planteó enviar la tripulación al Hotel, mientras el “Yorro” Encargado de Mantenimiento en la Estación,  "hacia de tripa corazón" y todas las  diligencias posibles  para resolver el problema de mantenimiento del aparato.

La información cayó como rayo para todo el mundo, desde los pasajeros  la tripulación, los agentes de tráfico de la estación, quienes debieron coordinar y  acomodar a los pasajeros en los hoteles cercanos al aeropuerto. Las cosas también lucían oscuras para las navidades del Pascasio Toribio, “El Paca”, simplemente estaba “preso” en el aeropuerto,  sin  poder abandonarlo, tenía que permanecer  ahí debido a la situación planteada por los trabajos del “Yorro”, un tremendo mecánico, quien daba ciertas esperanzas de solución al problema del avión. A prima noche, mientras se trataba de resolver con el avión, en el Hotel,  la situación era de tristeza total.  Mientras el  Capitán Núñez y su tripulación trataban celebrar una “noche buena” tronchada por la circunstancias, discretas  lágrimas se hacían presente  en los ojos de profesionales de un quehacer donde las cosas pueden cambiar, dramáticamente,  de un momento  a otro.

Pero como son las cosas de la vida, a las 1:30 a.m. ya del  25 de diciembre, el Yorro, “sacando de abajo”  resolvió el problema del avión y Pascasio quien permanecía en operaciones, se comunicó con el Capitán Núñez,  quien aceptó iniciar el vuelo a Santo Domingo lo antes posible. Los pasajeros fueron recogidos y traídos al aeropuerto y a las 3:00 a.m.  el vuelo despegaba de la pista 31 del Kennedy  rumbo al Aeropuerto Internacional de Las Américas,  donde aterrizó a las 6:00 a.m. sin novedad,  cuando se  asomaba el leve  resplandor de la aurora  mañana de pascuas.

La vida en aviación transcurre bajo una diversidad de circunstancias, sin embargo, resulta más que triste pesaroso, pasar una noche buena en un hotel por una circunstancia de este o de cualquier  tipo, por bueno éste sea,  como la pasó el Capitán Redames  Núñez y su tripulación aquel  24 de diciembre.                  

7 de diciembre de 2015

Pero ¿Y qué del Aeropuerto Internacional Ingeniero Zoilo H. García?


Ing. Zoilo H, Garcia

Transcurrían  los últimos años del siglo XIX, cuando Zoilo Homogéneas Garcia, un dominicano cibaeño de “pura cepa” viajaba París, Francia  enviado allí  por sus padres a completar estudios de ingeniería civil. Sin embargo, estando en la Ciudad de la Luz fue fascinado por el vuelo de artefactos más pesados que el aire que cruzaban los cielos parisinos,  en franco desafío a la ley de la fuerza de la gravedad de Newton. Las noticias del vuelo de los Hermanos Wright, de diciembre del 1903, sorprendió  a Zoilo en  París, donde también  tuvo el privilegio conocer al famoso  aeronauta  brasileño Alberto Santo Dumont, presenciar y conocer sobre sus innovaciones en relación al desarrollo de nueva tecnología de la avión durante  sus inicios .

El regreso de Zoilo Hermogenes García a República  Dominicana,  marcó el inicio de la historia de la aviación dominicana. Y si bien, nuestra cultura  ha sido muy poco propensa recolectar y conservar datos históricos de “calidad” relacionados con la aviación dominicana, existen informaciones confiables  que se refieren al vuelo realizado  por Zoilo Hermogenes García en la Vega, vuelo en el  que, según relatos, el poliplano  diseñado y construirlo Zoilo,  al que incorporó innovaciones que han trascendido,  voló alcanzando una altura de “dos matas de coco”.  Pero más que eso, en el 1912,  Zoilo fundó un Centro de Aviación en la Vega,  siendo este el primer centro instalado en República Dominicana dedicado al fomento de la aviación. Poco después, su carrera aeronáutica fue devastada cuando el poliplano de su invención fue destruido de manera extraña  por un fuego cuando participaba en la feria de aviación de Long Island, New York, feria a la que se le invitó especialmente durante ese año.

Hoy día 07 de diciembre de 2015, el mundo  celebra el día internacional de la aviación civil. Ese día fue instaurado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en el 1992 para destacar los aportes de la aviación civil  a la humanidad. “La aviación  es un bien de la humanidad que acerca los pueblos y promueve la cultura”. Pues si bien celebramos el día la aviación, también debemos reflexionar sobre ¿Cuáles han sido los aporte  de  República  Dominicana  a la aviación global, durante sus 100 (cien) años historia?. ¿Cuáles   han sido las instituciones y  las personas de los  grandes aportes y sacrificios?, ¿Dónde están y que hicimos o hemos hecho con esas gentes?. ¿ Qué aeropuerto exhibe el nombre el nombre de una de esas figuras históricas?. Hoy vemos nombres de lideres políticos importantes en las fachadas de varios aeropuertos internacionales del país, existiendo otras terminales a las que no han sido designadas con nombres propios de personas realmente de aviación como fue Zoilo Hermogenes Garcia.

Cuando echamos un ojo al pasado de la aviación civil dominicana, no hay dudas de que el Ing. Zoilo Hermogenes García aparece como el padre  de  nuestra la aviación, como se le reconcoce. Por ello su nombre debe aparecer en un en uno de los principales aeropuertos internacionales de República Dominicana, así como en el fuselaje de un avión grande y moderno de la "Linea Bandera Nacional", cuando la tengamos. El“Aeropuerto Internacional Ing. Zoilo Hermogenes García” debió  aparecer en la documentación aeronáutica del país hace tiempo, para cuando alguien se pregunte o pregunte ¿Quién fue  esa persona?, que se le pueda responder, con orgullo,  diciéndole que fue un aeronauta dominicano que se formó en Francia y que además,  diseñó y construyó el primer avión que voló sobre el territorio de nuestro país,  en el año el 1911, hace más de un siglo. 

        

4 de diciembre de 2015

Los diciembres de Dominicana de Aviación



Si alguien sabía  o  necesitaba ponerse a pruebas en programación de operaciones de vuelo de una empresa aérea, solo tenía que “agarrar” los ocho aviones, incluyendo los DC-6,  de  Dominicana de Aviación y  arreglárselas para  cuadrar los “cuchucientos”  vuelos del  itinerario regular  y los “extras sections”, fruto las ventas del mes de  diciembre de la CDA de mediado de los ochentas,  sin dudas el mejor  tiempo operacional  de la compañía.  Diciembre  era un mes que ponía a prueba a tripulantes demando, azafatas y sobrecargos, a operaciones, mecánicos,  despachadores, agentes de tráfico, equipaje, agentes de  rampa, choferes, carga, comisariato y otras dependencias operacionales de la empresa.

El asunto lo comenzaba Dirección Comercial, donde funcionaban reservaciones y ventas en Santo Domingo, así como en  las diferentes áreas nacionales y del extranjero, principalmente en EE.UU.,  Puerto Rico, Curazao, Caracas. La “maraña” de ruta cubría el Caribe y Sudamérica, Norteamérica alcanzando Canadá y el Oeste,  amén de los vuelos a Europa.  Para entonces  la flota la integraban  el HI-472, El Jumbo, el HI-442 el 707, Puerto Plata, el HI-242,  Duarte,  el HI-312,  Sánchez  el HI-212,  Mella, el HI-452 el  “Jordano” o Enriquillo,  el HI-92 , Padre Bellini y el HI-292 que no recuerdo ahora como se le llamaba.

El programa de  vuelos tentativo de diciembre  llegaba a operciones del AILA a mediado de noviembre, donde “caía” en las manos de Alberto Sharp Pubill, quien con un lápiz en su mano derecha y un  cigarrillo en la izquierda, comenzaba a asignar  aeronaves a diferentes rutas, cuidando maximizar el uso de los equipos y tripulaciones para realizar la "retajila" de vuelos que armaba la dirección comercial de José Jourdain, cuando Dominicana manejaba el 74% del mercado de pasajeros transportado por la vía aérea hacia y desde República Dominicana.

Armar la programación en primera instancia  era un “un flaisito” al pitcher, el problema era colocar los vuelos “extras” de la temporada y además,  agregar los vuelos chárter, teniendo en cuanta los aviones y la disponibilidad de las tripulaciones.  Por lo general los aviones se mantenían  “aeronavegables”  y si había algún problema, ahí estaba Amado Villa con su equipo, de buenos supervisores y mecánicos  en el hangar,  para “swapear” cualquier indicador,  bajar y sustituir cualquier CSD o remover cualquiera de los actuadores de flaps,  sin demoras. El problema era cuando el mantenimiento tomaba más tiempo de lo programado y las tripulaciones simplemente “se vencían”.

El plato fuerte era la estación de CDA del Kennedy de  Nueva York.  A partir del día 10 de diciembre había que estar ahí para observar el desarrollo de la  realidad que allí se daba. Durante ese tiempo   no era raro ver cinco aviones parqueados en los  ”gates”,  desde el 24 hasta el 33 del ala Oeste de esa terminal internacional del JFK. El trabajo era continuo, la filas de pasajeros interminable y el equipaje, el mayor dolor de cabeza de la temporada  debido a que  sobrepasaba cualquier posibilidad. Por ello había que planear vuelos de carga nocturnos, solo para transportar el equipaje rezagado en NYC. Otras veces había que bajar equipaje a Miami, aeropuerto  desde donde era transportado en los DC-6 a Santo Domingo. 

El mes de diciembre siempre fue  la prueba para quienes laborábamos  en operaciones, en las estaciones, mantenimiento  y en la línea de vuelo de la empresa, ocasión que recordamos y que esperamos regrese con la integración de una verdadera línea aérea bandera de la República  Dominicana, que retorne el orgullo de volar  como lo hicieron los dominicanos.       

3 de diciembre de 2015

Don Poppy Bermúdez, también un hombre de la aviación



Así  pasa el tiempo,  hoy 03 de diciembre de 2015 se cumple el primer  año del sentido fallecimiento de Don  José Armando Bermúdez, llamados por sus familiares y allegados  Don Poppy. Con su fallecimiento,  el Cibao y  República  Dominicana perdieron  gran hombre, cuyas actividades de vida alcanzaron  una amplia  gama de  quehaceres que cubrieron desde su participación en la  incipiente industria licorera nacional de décadas pasadas, la banca, la televisión a color,  la educación, el turismo, el altruismo  y,  como todos saben, en  la aviación nacional.

Fue precisamente en la aviación la actividad que tuve la oportunidad de conocer y compartir brevemente algunas inquietudes con Don Poppy, mientras se daban los toques finales a la construcción del Aeropuerto Internacional del Cibao.  El  breve conversatorio giró alrededor de la importancia  determinante  del área de servidumbre del Aeropuerto Internacional del Cibao,  para el futuro operacional de la terminal aérea, cuando todavía el aeropuerto se encontraba en  fase de construcción y había la posibilidad de hacer algunos ajustes, conveniente para el desarrollo futuro del  aeropuerto. 
  
Sin embargo, desde mucho  antes ya Don Poppy se había interesado por  en el mundo de la aviación. Ese interés lo materializó a finales de la  década de los setentas,  cuando  Poppy fundó y operó a Líneas  Dominicanas  Dominair , cuya base operacional estuvo precisamente  en viejo aeropuerto de  Santiago de los Caballeros. En sus inicios la empresa  utilizó la   aeronave matrícula  HI-334, tipo Martin 404, aeronave que luego  sustituyó por dos moderno Havilland Dash 8 de fabricación  canadiense.  Dominair también  utilizó aeronaves tipo L-410 rentadas. Los vuelos a San Juan Puerto Rico partían diariamente, desde  el antiguo aeropuerto de Santiago. Además Dominar  operó vuelos desde Santiago de los Caballeros  a Puerto Principie Haití, así como vuelos chárter.

Don Poppy también tuvo inquietudes por la actividad  turística nacional e internacional,   por lo que siempre  la respaldo en el ámbito del país, pero además, Poppy era fijo participante  en las ferias internacionales de turismo, en especial la Feria Internacional de Turismo de  Europa  (FITUR) en la que  participaba con frecuencia. Por otra parte, J. Armando Bermudez patrocinó con su famoso Ron Bermúdez de exportación  los vuelos de Dominicana de Aviación, ron que nunca hizo falta en los vuelos de CDA y que era muy apreciado por los pasajeros a quienes  brindaba gratuitamente.

Como lo saben, Don Poppy fue también  un hombre de aviación,  siendo su legado más importante en la aviación nacional, su iniciativa, junto a otros prominentes santiaguero, del proyecto y construcción del Aeropuerto Internacional del Cibao, hoy uno de los aeropuertos principales de la República Dominicana. 

En la foto, Don Poppy baja la escaleras del un B-757 en la rampa del Aeropuerto Internacional del Cibao. 

30 de noviembre de 2015

El merengue típico también es “solo merengue”


Tatico Henriquez merenguero típico 

Durante la "noche de anoche", me armé de valor,  me encomendé a las mil vírgenes  y acudí al espectáculo  “Solo Merengue” que se celebró en la Plaza Juan Barón  del malecón de Santo Domingo. Una vez el sitio recibí la grata impresión de ver una muy buena asistencia al tiempo de escuchar  los mejores intérpretes del merengue, el ritmo musical verdaderamente dominicano.  En el fragor del evento, me  impresionó  oír cantar y ver bailar a Joseito Mateo, quien a pesar de sus años, demostró ser el verdadero “Rey del Merengue” título quien lo revalidó cantándolo y bailándolo mejor que muchos   frente  Johnny Ventura, Vinicio Franco, Wilfrido Vargas, Rudy Pérez, Sergio Vargas, y otros tantos buenos  merengueros que se dieron cita en el lugar. 
  
Viendo la acogida que se dió el público  a “Solo Merengue” me trasladé al desaparecido festival del merengue que se celebraba, en la década de los anos ochenta, precisamente en el malecón de Santo Domingo, con la asistencia masiva de los dominicanos y la presencia de muchos extranjeros especialmente de puertorriqueños,  que venían al país a disfrutar de ese evento. En la ocasión Dominicana de Aviación programaba vuelos especiales a San Juan Puerto Rico para traer turistas contrata por agencias de viaje como Happy Tour y otros tour operadores  que fletaban las aeronaves de la CDA para vuelos especiales.  

Si no fue que llegué tarde al sitio  y ya había pasado, a “Solo Merengue”, me pasó por la cabeza, que  faltó algo y esto fue la presencia de intérpretes  del merengue de tierra adentro, el merengue en su génesis, que es el merengue típico. Tenemos muy buenos intérpretes de este género  musical desde que lo  tocó Ñico Lora en la década de los treinta. El merengue típico debió ser parte integrar de “Solo Merengue”por la esencia misma del evento.  Lo típico también han avanzado y han ido adaptándose a los nuevos tiempos en músicos como Rafaelito Román, El Prodigio quien ha llevado lo típico al extremo con su "merenjazz" y la misma Fefita la Grande y otros buenos merengueros típicos. 

Con el relanzamiento de la remodelación de la Zona Colonial, cuyos trabajos que parecen se están tomando mucho tiempo, la situación podría ser más que oportuna para el relanzamiento de la  celebración del “Festival del Merengue” o de “Solo Merengue”, como se le quiera llamar. Esos espectáculos serían una muy buena oportunidad para atraer a turistas que llegan a los diferentes polos turísticos del país, creando un atractivo en Santo Domingo para que visiten la ciudad. Solo Merengue fue una iniciativa de  “Merengueros Siglo XXI”, bajo el patrocinio de Cerveza Presidente.   

29 de noviembre de 2015

Dominicana de Aviación; un encuentro fraterno


                                                                     Sea usted el jurado y juzgue

Bueno, pues tal y como se había planeado, durante la “tarde noche” de ayer  28 de noviembre de 2015, con la participación entusiasta de  excompañeros y excompañeras  de trabajo y de vida de la Compañía Dominicana de Aviación (CDA),  se celebró  el esperado e interesante  encuentro de exempleados de la empresa.  El encuentro tuvo lugar en el  acogedor y céntrico restaurante Las Llamas de la Avenida Alma Master de Santo Domingo.

Con su presencia y buen ánimo,  la gente de CDA demostró el   verdadero sentido de la  confraternidad y de la vida misma. La reunión de excompañeros  tuvo como marco un ambiente repleto  de  alegría,  alegría que solo  provoca la sensación de reencontrarse con las personas con quien se ha compartido gran parte de una  vida tan especial y dinámica,  como es  la que la vida que  se disfruta,  cuando se “brega” con una aviación comercial tan familiar, si se quiere,  como fue la de Dominicana de Aviación en cualquiera de sus fases, en tierra o en vuelo.  

Con la consumación del encuentro de ayer, la iniciativa de Milagros Rodríguez y quienes la acompañaron en la organización del evento,  brindaron un buen momento que se  caracterizó  los abundantes  abrazos sinceros y la alegría de sentir cerca de uno  a  gentes de buen  corazón,  como todos los que estuvieron allí en el sitio.  Mencionar los  nombres de todos los asistentes sería una ardua  tarea, pero en mi caso particular,  me causó mucha alegría ver a Doña Ivette Castillo,  Magalys Camacho y a Ana Quezada, así como a la  Ana Rita Ana Rita de siempre.

Allí estuvo también el Capitán Gabriel Medina Felipe, sin dudas el capitán más “rankeado” en la historia de la República  Dominicana, debido a la experiencia de éste en aeronaves modernas de alta performance,  cuando  voló en Singapure Airlines, como comandante  los Jumbo que la famosa  aerolínea bautizados  como los  “Mega-stop” y otras aeronaves grandes en  una empresa  posicionada  entre  las de mejor record de seguridad y   más gananciosas del  mundo,  de  acuerdo IATA.

En ese ambiente, imagínense  ustedes,  dando  un espacio al recuerdos,  surgieron las añoranzas de lo que significó CDA  para cada uno de nosotros,  quienes dimos el  corazón y parte de nuestras vida a la  línea aérea bandera  nacional, aerolínea que brindó un servicios muy apreciado por el pueblo dominicano, llevando y trayendo la bandera nacional en la cola de sus aviones  y transportando los sueños e ilusiones de tantos dominicanos y dominicanas quienes jamás podrán sacar a la CDA de sus  mentes y corazones, por lo que el nombre Dominicana de Aviación  aún resuena en el aire.

Con el encuentro de ayer los  exempleado de la CDA han   confirmado,  fehacientemente, que somos capaces de reunirnos y disfrutar de un pasado que es parte de la historia de la aviación dominicana y del país, como fue Dominicana de Aviación, historia  de la que formamos parte cada uno de nosotros.  Es una  historia llena de trabajo y sacrificio,  pero también de satisfacciones y buenos momentos en una empresa  con la  estructura organizacional  completa de una línea  aérea,  desde la línea de vuelo, operaciones, despacho, reservaciones, ventas, las estaciones, mantenimiento y otras dependencias orgánicas. El compromiso fue continuar  celebrando, año por año  en el porvenir estos eventos, por el valor  sentimental y el sentido de confraternidad  que representa para todos  y cada uno de nosotros. 

En fin, anoche solo faltó un moderno A-330 para “armar” el vuelo DOA-902 a Nueva York. Allí estaba la tripulación de mando, la tripulación de cabina, el caunter, despacho de vuelo, reservaciones y personal administrativos, de esos  los que conocen el negocio de la aviación, fuera de toda especulación o invento. 

Pero finalmente debo y voy a confesarle, lleno de satisfacción,  que lo que más me impresionó fue ver la hermosura y  buena forma física y espiritual  que mantienen las ex azafatas de Dominicana de Aviación. Parece que el tiempo no le ha pasado, por lo que se mantienen como en sus mejores tiempos, aquellos cuando realizaban sus “desfiles de bellezas” en las pasarelas de las  grandes  terminales aéreas de Norteamérica y de Europa,luciendo los uniformes disañados por Oscar de la Renta,  ante las discretas y medio envidiosas miradas de reojos,  de las azafatas de otras lineas aéreas.   





27 de noviembre de 2015

El capitán Brito y el ingeniero Marcial Soto, inseparables


Hace varios días publicaba unas notas sobre la vida del capitán Héctor Brito González.  La nota se refería a la conmemoración del 21  aniversario del accidente aéreo que quitó la vida al capitán  Brito, mientras despegaba una pequeña aeronave desde el antiguo aeropuerto de Santiago de los Caballeros. También hablaba de su trayectoria de vida, una vida dedicada al arte y la técnica del vuelo en la que completó un ciclo interesante que concluyó siendo comandante del B-747-123, el Jumbo de Dominicana.

Pues miren ahora,  durante el día de ayer, el capitán  Leónidas Guzmán ha publicó una interesante foto, en la que el capitán Héctor Brito aparece al lado del ingeniero de vuelo Marcial Soto, persona de quien el capitán Brito fue un  amigo entrañable y cercano. Marcial soto, también murió joven, mientras desarrollaba trabajo de mantenimiento de aeronave en Miami Florida, ciudad a la que  emigró, después de la debacle a la  que se condujo a Dominicana de Aviación (CDA) y la  situación  que puso a ”volar sin retorno” al resto de aerolíneas, después de la “Categoría” de marzo  del 1993.
    
El ingeniero Marcial Soto vivió buen tiempo en la calle Puerto Rico del ensanche Ozama, a cuatro o cinco casa de donde yo vivía. Por eso conozco sobre   las frecuentes visitas de Brito a su casa, donde nos encontrábamos en algunas ocasiones. Quienes conocieron a Soto deben recordarlo como una persona tranquila y de buen trato,  no se “metía” con nadie. A raíz de su desaparición física, visite a su familia en Miami. Allí me reuní con su esposa Janet y sus hijos, quienes quedaron desbastados con la temprana  partida del Marcial.

Así como los ven en la foto, así eran,  inseparables, les gustaba volar juntos. Tengo entendido  que la foto, donde aparecen impecables,  fue tomada en la zona franca de IAB del Aeropuerto Kennedy de Nueva York.  Ahora bien, así como lucen,  si allá en el cielo existe una línea aérea, de seguro estos dos tripulantes, con estos uniforme, deben estar haciendo sus “vuelitos”, transportando a las almas buenas que han logrado alcanzar la gloria eterna. 

25 de noviembre de 2015

Aerodomca y Rafael Escoto, tradición y el trabajo



Hace bastante tiempo ya, que  cuando escuché el rumor  relativo a  la posible venta la compañía aérea Aeronaves Dominicana,   Aerodomca,  me embargó la amarga sensación de saber que uno de los luchadores más aguerrido de la aviación dominicana,  se marchaba de la actividad, dejando tras de sí una luminosa  estela de lucha, sacrificios y de logros, sacrificios y logros  que solo conocimos  quienes amamos la aviación y  valoramos  el trabajo honrado de Rafael Escoto.  

Tiempo después,  el rumor se hizo realidad y Escoto negociaba la empresa, dejando en el pasado décadas de trabajo arduo  y duro, pero a la vez dejando  una  actividad, la  que estoy seguro aún debe llevar entre  los tuétanos, “esté donde esté”. Cuando escuché hablar por primera vez de Aerodomca y Escoto,  corrían  los primeros años de la década de los ochenta y el Aeropuerto de Herrera era un verdadero hervidero de  aeronaves, estando  Aerodomca  entre las aerolíneas más respetadas, no solo por su  nivel de seguridad y cumplimiento  sino por su dueño.

En aquellos tiempos, Aerodomca tenía su base de operaciones en ese  aeropuerto  y sus aeronaves, con sus característicos colores amarillos y azul,  volaban a varios destinos nacionales, principalmente a Punta Cana, Barahona, Santiago, Puerto Plata entre otros, así como destinos   internacionales, entre ellos Haití, Cuba. Sin embargo,  el aeródromo de Portillo, Las Terrenas, fue uno de sus principales  destinos,  al que  realizaba  tres vuelos de itinerario  diarios,   con horario convenientes para el público y para muchos a quienes Escoto “no iba ni de aquí allí” para brindarle  un asiento gratis en sus vuelos. Los controladores de Arroyo Barril y  Portillo saben de lo que hablo.

Aerodomca operó aviones de variados tipos, pera para mí, la aeronave  LE-410 “El guineo” que volaba mi entrañable Wesling, esa era  la aeronave insignia de la flota. Lo bueno del Capitán  Wesling era que no tenía “hiel” para volar en cualquier condición del tiempo, fuera esta cual fuera, es un verdadero profesional del vuelo. Como otros profesionales del vuelo y empleados de la empresa, Wesling salió de la línea de vuelo e   igual que Rafael Escoto, debe añorar los tiempos de Aerodomca, a pesar de la cuota de sacrificio que hace tiempo arropa a los aviadores dominicano.

En sus últimos tiempos de operación, la empresa trajo dos aeronaves del tipo GA-8 “Airvan” de fabricación neozelandesa  nuevas, muy apropiada para la operación local.   Aunque no estoy tan enterado, parece que Aerodomca fue adquirida por empresarios extranjeros, si no me equivoco de nacionalidad  venezolana, quienes  que en apariencia, están completando los procedimientos para reiniciar las operaciones de Aerodomca. Pase lo que pase con Aerodonca, esta ha sido una empresa parte de la historia de la aviación del país y ojala tenga éxitos y se reinserte en matriz aeronáutica de la Republica Dominicana.   Ahh….. si alguien me ve por ahí a Escoto y al Capitán  Wesling me le dan un fuerte  abrazo de mi parte.

24 de noviembre de 2015

La Milagros Rodriguez de siempre

 Milagros Rodriguez, la de siempre..

Si hay algo que gustaba a los que laborábamos en la Compañía Dominicana de Aviación,(CDA), esa eran las fiestas  que se celebraban en la empresa  por diversos motivos o circunstancias. Esas oportunidades se aprovechaban para estrechar los lazos de fraternidad,  entre los funcionarios y los  empleados de los diferentes departamentos  que conformaban la estructura administrativa y operacional que hacían de la  CDA una empresa de aviación en la que existían todas y cada una de las dependencias que se integran en  una verdadera línea aérea.  

Por lo general, las fiestas de la CDA  eran organizadas por el departamento de recursos humanos, dependencia que tenía a su cargo la elección del sitio donde se celebraría el evento, además de elegir las comidas incluidas en el banquete, así como las bebidas que se degustaban en la ocasión. Lo de la música, tremendo. Por lo general Dirección Comercial  contrataba la mejor  orquesta de la temporada, al fin y el cabo eso se podía manejar por intercambio, mientras las damas aprovechaban la oportunidad lucir sus mejores galas en un ambiente de hermandad. Había que ver a Doña “Isolina” bailando con la cadencia con  que lo hacía.

Durante esos  eventos festivos no era raro ver que aquellos quienes nos parecían personas tranquilas,  se “votaban” bailando al ritmo de "lo que sea", sobre todo,  cuando sonaban los merengues durante la temporada  navideña,  en especial la “salsa pa tú lechon”  del “Caballo”. En la empresa se celebraban los aniversarios de CDA, el día del trabajo, el otorgamiento de la bonificación y otras fechas especiales.  Lo del club de Dominicana de Aviación en Boca Chica era especial. Allí los encuentros eran programados o casuales, pero siempre con una  buena  y entusiasta participación de la gente.  Muchos de los encuentros  se “daban” entre tripulantes de mando, sobrecargos y azafatas  mecánicos, choferes, despachadores, agentes de tráfico los ramperos, personal de comisariato, carga, equipaje quienes pasábamos muy buenos momentos, sin que nadie pretendiera ser más que el otro.  

Milagros Rodríguez, una distinguida y exquisita azafata de la desaparecida CDA, ha tenido la agradable iniciativa de invitarnos a todos a celebrar un encuentro con el objetivo de remembrar esos tiempos que caracterizaron a la CDA, así como estimular  los que puedan venir en el futuro. El encuentro tendrá lugar el próximo sábado 28 de noviembre en un sitio céntrico de Santo Domingo  a partir de las 5:00 p.m. Yo estaré  allí, disfrutando de la ocasión y  recordando los  tanto buenos momentos ocurridos cuando nosotros los dominicanos  y las dominicanas dominábamos el espacio aéreos, con la belleza inigualable de nuestra enseña tricolor que adornaban nuestros aviones. Ah… pero sobre todo, en esos encuentros en los que  confirmaremos que las cabinas de la CDA, más que un espacio donde brindaba seguridad y servicio al  pasajero, era un permanente desfile de belleza de nuestras inigualables azafatas. Un abrazo a la Milagro Rodriguez de siempre, quien después de ser una profesional  de primera abordo de los aviones de CDA, se mantiene activa mostrando el  estilo y la belleza que siempre le han caracterizado.
      

22 de noviembre de 2015

Miguelina Miguel en Paris


Miguelina en la Tour Eiffel de Paris

Hace unos meses, durante los días en que se  celebraba el día internacional de la mujer, me atreví a publicar en mi esquina, algunas de las características, que a mi modo de ver, adornan la personalidad de siempre de mi admirada Miguelina Miguel. Entre esos rasgos destacaban, como dije,  su coraje de mujer, quien a pasar de su primera  juventud, de no hace tanto cuando la conocí, ya mostraba en sus actuaciones que no era “paja de coco” como decimos  por allá  por el  Nordeste, Miguelina  era y es una luchadora.

Bueno, pues miren ustedes ahora, Miguelina Miguel se da el lujo de caminar tranquilamente y sin preocupaciones,  por las calles del viejo Paris, a pesar de las circunstancias reinantes  en  la “Ciudad Luz”. Pero no solo eso, Miguelina camina serenamente junto al río  Sena,  va  al   Lido de Paris y quién sabe si al  Moulin Rouge. Visita “La Tour  Eiffel” y se  pasea  despreocupadamente por “ Le Champs Elissés” y cruza por el “Arc de Triomphe”. Pero además  asiste  al fascinante ”museo De Leuvre” y allí  posa al lado de la Mona Lisa de Da Vinci, quizás  para ponernos a decidir  sobre sonrisas.

Todas estas presencias   a pesar de los acontecimientos que  empañaron el esplendor de una de las  noches  parisina, acontecimientos  que ha puesto a todo el mundo en vilo por la actuación de grupos y personas  que parecen no entender que el mundo de hoy se merece vivir en paz, en armonía y que los conflictos, omnipresente  en la historia del hombre,  deben resolverse en las mesas de negociaciones, olvidando la imposición de la fuerza sobre la razón  y provocar la muerte de muchos  inocentes.

Aunque es lamentable lo ocurrido, parece que los parisinos han decidido continuar con su vida, retando a los que han pretendido robarle lo más interesante del ambiente de esa gran ciudad, que es la alegría y esplendor  de sus noches. Con su visita  a Paris  Miguelina sigue asumiendo retos,  pero en este sí  que  me ha sorprendido,  debido a la realidad de una ciudad a la que se ha tratado de doblegar, acción  que los parisinos y las personas de las características de Miguelina no aceptan.

Ojalá haya podido oír, allá en París,  la voz de siempre de  Charles Aznavour,  cantando, lo que todavía  hace, canciones como “La Bohemia de Paris” y escuchar en un reproductor la dulce voz de  Edith Piat, con su voz de  gorrión cuando canta su interpretación universal  “La Vie en la Rose”.  Feliz  estadía y mejor regreso a ti  Miguelina y a los tuyos que te acompañan.   

18 de noviembre de 2015

El Higüero en construcción, un verdadero infierno


Cuando me vi  precisado a ir por primera vez a “supervisar” los progresos de los trabajos de construcción  del Aeropuerto de Higüero, bautizado luego con el Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer, aquello era un verdadero infierno. Con un edificio terminar a medio construir, el calor allí era insoportable.  Mientras tanto, en el lugar había una persistente nube de moscas que llegaba desde el muy próximo vertedero Duquesa. El mosquero era interminable y azotaba de tal forma, que el riesgo para la salud en el sitio  era  extremo, sobre todo cuando se intentaba ingerir alimentos de cualquier tipo. Siempre  había que lavarse con “aguaras”.

Los ratones no faltaban,eran enormes, la especialidad de estos bichos  era comerse los cobertores de los cables eléctricos. Siempre que se abría una puerta cerrada, el corredero de roedores no era chiquito y a veces salía por la puerta que se abría, imagínese el brinco.  Un  ingeniero  ya me había informado que uno de los ingenieros que construyeron la verja perimetral del referido aeropuerto, había muerto por los efectos de la contaminación del área aeroportuaria en construcción. Para entonces el aeropuerto llevaba cuatro años en construcción y se decidió acelerar  el proyecto debido a que  los terrenos del antiguo aeropuerto de Herrera, que supuesta o realmente, había que entregarlos a unos ingenieros, por deudas del Estado.
  
Para entonces, en el Higüero  se podía notar que  el agua salía rojiza de los grifos y teñía los lavamanos y sanitarios de ese color. Pero lo peor era el terrible y nauseabundo mal olor que emitía Duquesa, un mal olor que se esparcía en toda el área y cuyos efectos se acentuaban en horas de la tarde, sobre todo cuando solían caer algunos chubascos muy frecuentes en la zona. Había que tener buen estómago. Alguien me dijo entonces que ese mal olor nunca acabaría, creo que tuvo razón,si no me equivoco.

El problema del  Higüero comenzaba cuando se abandonaba  la avenida  Jacobo Majluta para “navegar” en el lodazar,  detrás de los  destartalados camiones que arrastraban las basuras al vertedero Duquesa, mientras iban regando desperdicios  por todo el trayecto. El basurero se podía divisar a lo lejos  por  la inmensa cantidad de   garzas existentes, estimadas en 10,000 por biólogo extranjero. Luego estos pájaros   se convirtieron en  el primer  gran dolor  de cabeza para los pilotos, sobre todo para el presidente de la ANP de entonces  quien mucho se preocupaba por la seguridad  su clase, sobre todo con el tema de la situación de la construcción del  Higüero y lo del peligro aviario, “parece que Dios metió la mano”.    

Era el año 2002 y me encontraba en el Aeropuerto Internacional de Herrera, terminal aérea que,  aunque con sus problemas, representó el verdadero florecimiento de la aviación comercial local, la aviación privada, deportiva y los aeroclubes de República  Dominicana, posiblemente en sus mejores tiempos. Herrera surgió por el esfuerzo mancomunado  de hombres a quienes verdaderamente les  gustaba el asunto de la aviación, integrándose  a la actividad para dar lo mejor de todos ellos. Ustedes los conocen.  En el Higüero en construcción  me encontraba con los ingenieros de  “Sinercon” que trabajaban en varios elementos de la terminal incluyendo  la  pista de aterrizaje y la reducción de un “talud” que posibilitaba la visión de la cabecera de la pista 01 desde la torre de control. Entre papeles y planos,  traté muchos de los problemas originales del aeropuerto, ingenieros que dependían del “superministro” de entonces, no sé qué es,  pero  “siempre hay  superministro en obras públicas”. 

Uno de esos días en que fui al Higüero en construcción, subí los “ochocientos” escalones de la torre de control, donde unos obreros soldaban el esqueleto de la consola de equipos.  Allí, miré hacia el basurero de Duquesa, vi 9,000 de las 10,000 garzas  y divisé  un cementerio que colgaba en  medio de un palmar  donde personas enterraban a sus muertos  casi entre la basura.  Mire  el talud, un VOR que nunca funcionó, así como la enlodada  carretera donde  el desfile de camiones de basura que  casi ni avanzaba y me dije para mí;        ¡¡A quien diablo se le habrá  ocurrido construir este aeropuerto aquí!!

La foto: Diario Libre. 

14 de noviembre de 2015

Canto a París y a su pueblo


Canto a París

Oh París   amado, valiente y heroico  pueblo
Sangre inocente ha teñido tú caudaloso Sena
Y mientras  lloramos por  tu profundo  duelo
Eiffel se ha extinguido con lágrimas de penas
……
La luna no salió, ni hubo estrella en tú cielo
Ni  Champs-Elysses brilló en la oscura escena
Y mientras el mundo se sume  en el desvelo
París  retornará como la flor de una azucena


Ignacio Mullix



13 de noviembre de 2015

Terrorismo en París, 2 terroristas del ataque de enero estuvieron en R. Dominicana


A menos de un año del ataque terrorista al semanario  satírico  Charlie Hebdo, que costó la vida a  11 personas, causando la causó la repulsa mundial, hoy viernes 13 de noviembre de 2015, a las 10:00 p.m. de Paris,  el terror nueva vez de apodera de la “ciudad de la luz”, con la activación de varios ataques  sangrientos  que han costado muchas  vidas inocentes, según han  informado los bomberos de París a CNN. Mientras tanto,  el presidente francés Francois Hollande, que se encontraba presente  en el Estadio de Paris durante el ataque, ha  declarado  el estado de emergencia, que incluye el cierre de fronteras y la suspensión de algunos derechos ciudadanos, además el presidente ha cancelado algunos compromisos internacionales previstos. 

CNN ha confirmado  la información sobre la irrupción de comandos de fuerzas especiales del gobierno francés a la sala de fiestas  Bataclan,  donde terroristas mantenían  una situación de rehenes, en un concurrido concierto ofrecido por un grupo de rock norteamericano. Los resultados finales  de la incursión aún no se conocen con propiedad hasta el momento. Sin embargo, se especula sobre  un saldo importante de muertos en ese local, que sumado a las situaciones en otros lugares de la ciudad   pudiera alcanzar más de  150  personas,  incluyendo a los  terroristas, pudiendo ser una amarga realidad que durante la noche el saldo se incremente. Las acciones antiterroristas  continúan a esta hora en Paris.   

A propósito de este nuevo ataque a Paris, recordamos que en febrero del 2015, el director del Departamento Nacional de Investigaciones de República  Dominicana (DNI) confirmó la  información del diario Norteamericano Washington Post, sobre la presencia en República Dominicana de los señores Amady Coulibaly y Hayat Boumuddieme,  identificados como participantes en el ataque terrorista al  semanario Charlie Hebdo de Paris, el pasado 7 de enero del 2015. La pareja estuvo hospedada en un hotel del complejo Punta Cana, donde vinieron a vacacionar antes de regresar a cumplir su fatídica  misión en Francia. Coulibaly murió en la acción terrorista, luego de huir del edificio del semanario de Hebdo y dar muerte a un policía parisino, mientras trataba de escapar.

De acuerdo a la procuraduría de justicia francesa, Hayat Boumuddieme, la compañera sentimental  de Coulibaly en Punta Cana, había salido de Francia el día 2 de enero, días  antes del ataque a semanario Charlie Hebdo siendo su viaje rastreado. Su viaje había iniciado en Paris  vía Madrid,  para entonces dirigirse a la frontera entre Turquía y Siria, donde desapareció.

Francois Hollande se ha dirigido a su pueblo para ofrecerle su posición como jefe de estado y sus condolencias a los afectados. Por lo de ayer y lo de hoy, baya mi solidaridad y respeto por La Francia, una nación de paz de solidaridad  y de grande aporte a la humanidad. 



12 de noviembre de 2015

Accidente del AAL-587, el que más dominicanos ha matado




Eran aproximadamente  las 09: 30  a.m., 14 años atrás cuando CNN transmitía las primeras informaciones sobre la ocurrencia de un  accidente  de aviación en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy de Nueva York. La información incluía la versión de que la aeronave accidentada tenía como destino un país de Latinoamérica, lo que despertó en el Centro de Control de Las América  la inquietud de saber cuál era el país en cuestión. Tomé la línea directa y me comuniqué con el Centro de Control de Miami, pero en principio los controladores de Miami no confirmaron la ocurrencia de accidente, ellos tampoco tenían la identificación. Más tarde, a las 10:15, el Centro de control de Miami nos comunicabamos de nuevo con Miami   y efectivamente se  confirmaba, p que efectivamente, el vuelo  accidentado era el AAL-587 que tenía como destino Santo Domingo.

No tardó mucho para que CNN confirmara  también  la identificación del vuelo, se trataba del Vuelo AAL-587 de American Airlines, un A-300-600 que cubriría el acostumbrado vuelo diario de años entre el Aeropuerto John F. Kennedy de  Nueva York y el Aeropuerto Internacional de Las Américas. El aparato cayó en la calle Rockaway del barrio de Queens, a las 9:16 a.m. matando todas las 251 personas a bordo, incluyendo 147 dominicanos, entre ellos R. Objio, un empresario aeronáutico dominicano, muy conocido y tratado por mi, quien operó, entre otros proyectos,  una línea aérea pequeña llamada “Ocean Air” que realizaba vuelos entre Santo Domingo y San Juan, Puerto Rico. El accidente del American AAL587 ha sido el accidente de aviación que más dominicanos ha matado.

El impacto del avión mató varias personas en tierra y  provocó grandes incendios en la zona, destruyendo más de 12 viviendas.  La confirmación de la noticia se convirtió en verdadero pesar para todos los que nos encontrábamos en el Centro de Control  de la tercera planta del Aeropuerto Las Américas. Las llamadas de personas buscando información comenzaron a entrar por la línea telefónica pública    del centro de control  que no cesaba de timbrar.

Aproximadamente a las 10:30 a.m. entraba al Centro de Control el Gerente de Estación de American, con un radio de comunicaciones en las manos, buscando informaciones adicionales a las que tenía. Le dije que como él sabía, cuando ocurren accidentes de aviación, todo el mundo se cuida de dar informaciones especificas o detalladas, primero porque no están disponible y segundo porque las informaciones a ser servidas al público escapan al ámbito del control de tránsito aéreo y pasan al comité creado para el manejo de la emergencia.

Como es normal, las especulaciones se iniciaron de inmediato, basta recordar que dos meses antes había ocurrido el evento del World Trade Center, en el que dos aeronaves fueron estrelladas contra las torres gemelas,  matando más de tres mil personas. Aproximadamente a las 11:00 a.m. comenzaban las escenas de dolor de las personas que llegaban al aeropuerto Las Américas  en busca de sus familiares y relacionados. Desde la tercera planta del aeropuerto se podía observar a las personas que lloraban desesperados al enterarse de lo ocurrido en Nueva York  al vuelo AAL-587,  donde venían sus familiares.

Me llamó mucho la atención la cantidad de vuelos ejecutivos que comenzaron a llegar pocos día después a Las Américas. En esos vuelos vinieron al país  reputados abogados norteamericanos,  en busca de asumir los casos jurídicos relacionados con el accidente, en representación de los familiares de los fallecidos en el siniestro. Entre esos abogado vino al país  Jonnie Cochram, conocido por ser uno de los abogados de “O. J. Simpson” en el llamado “Juicio del Siglo”.Me enteré que muchas personas, cuyos familiares perecieron, vendieron sus casos a firmas de abogados, que tuvieron buenas ganancias después del tiempo necesario para la solución de las demandas provenientes de un accidente como este. 

En la foto, un barco recupera del mar  el estabilizador vertical del A300-600 del AAL-587. De acuerdo a las investigaciones del la NTSB de USA, el desprendimiento de esta parte del avión, parece haber sido la causa del accidente de aviación en el que más dominicanos han perdido la vida en toda la historia.