Pages

22 de junio de 2015

P. Santiago Rodríguez Echavarría “Chaguito”, Aerochago Airlines


HI-376-CT aeronave que desapareció en el Canal de la Mona con "Chaguito" y A. Amador a bordo.
Foto: Airlines net.


El día 10 de septiembre del año 1990  pasará a la historia de la aviación dominicana como el día en que país perdió uno de sus grandes aviadores. Efectivamente, durante las primeras horas de la tarde de aquel día, algunos medios  difundían la triste noticia del accidente aéreo que le costó la vida al  capitán Pedro Santiago Rodríguez Echavarría, “Chaguito” y su copiloto Ángel Amador. Ambos aviadores  completaban un vuelo de carga, que originó en el Aeropuerto Internacional Luis Moños Marín de San Juan Puerto Rico,  cuyo  destino era el Aeropuerto Internacional Las Américas de  Santo Domingo República Dominicana, base operacional de la empresa aerea. La aeronave siniestrada fue el HI-376-CT, un Convair CV-240-23 propiedad de la aerolínea de carga Aerochago, propiedad precisamente, de de Chaguito Echavarria.

Desde los  primeros momentos que la aeronave se reportó  como  desaparecida,  se inició una intensa labor de búsqueda, por parte de unidades aéreas y marítimas del Cost Guard de Puerto Rico y aeronaves dominicanas. La  búsqueda  cubrió una extensa aérea del Canal de La Mona, sobre todo en la zona Oeste de Borinquén, última posición reportada por la tripulación del vuelo. Sin embargo, no tardó mucho para que la tripulación de una aeronave que evolucionaba en la zona del accidente informara haber escuchado una llamada de auxilio en la frecuencia de emergencia 121.5 mhz y, según dijeron, notaron una aeronave que se precipitaba al mar, después de perder partes de los planos de control del área de cola del avión, presumiéndose  que se trababa del HI-376-CT

Después de un prolongado  período  de búsqueda,  la aeronave se dio por desaparecida definitivamente, con la particularidad de que no aparecieron elementos o partes del Convair ni los restos de la tripulación quienes aun descansan en el fondo del canal de la Mona. Pedro Santiago  Rodríguez Echavarría “Chaguito” y su copiloto  habían desaparecido para siempre.  De acuetdo a relatos confiables, ya desde hacía  algún tiempo la aeronave siniestrada venia presentando algunos problemas con los controles de vuelo, razón por lo que algunos tripulantes, entre ellos el experimentado capitán Ismael Carbuccia  “El Zorro el Aire”, no confiaran en las condiciones técnicas del avión,  por lo que evadían realizar vuelo en la  referida aeronave como sucedio precisamente ese dia, dejándole la tarea a “Chaguito” Echavarría, quien asumio  el  vuelos del Convair  de ese día con pasmosa naturalidad.

Aunque no es intención de este relato profundizar  en  la vida y circunstancias de “Chaguito”,  como es sabido por el pueblo dominicano,  Chaguito Echavarria acompañó a su hermano, General  Pedro Ramón Rodríguez Echavarría  en los días dificiles de la definición política de la República Dominicana,  durante el mes de  noviembre del 1961, específicamente durante la expulsión de los remanentes de los  trujillos del país, cuando la Aviación Militar Dominicana, comandada desde la Base Aérea de Santiago de los Caballeros, donde se emplazó el General Ecachavarria con la mayoría de los aviones y oficiales de la entonces de valía de la entonces Aviacion Militar Dominicana (AMD) y desde donde envió aviones a  bombardear  a San Isidro y la Fortaleza de Valverde Mao, como advertencia a la familia trujillo para que abandonaran el país.

En mi caso particular, conocí a  Chaguito, precisamente en área de  la rampa de carga del AILA, cuando me tocó realizar uno de mis primeros vuelos, como “extra crew” a San Juan Puerto Rico. Para entonces en el año 1978, se me había designado como “Inspector de Rutas” de la Dirección General de Aeronáutica (Civil DGAC). Como inspector, quería comprobar “cómo funcionaba el asunto de la visa D1 de tripulante” y como volaba el avión que tanta veces autorice  a despegar. Ese día Chaguito era Capitán del HI-208,  un antiguo Curtis Wright CW46 de la aerolínea ARGO S.A., aparato que abordé y poco después despegábamos, para volar "una eternidad en tiempo"  para llegar al Aeropuerto de Isla Verde, San Juan Puerto Rico.  

Todo quien conoció a Chaguito debió reconocer en él,  además de sus compromisos patrios en el 61, un hombre de trabajo.  Hasta la hora de su desaparición, junto a su familia, Chaguito, había levantado  la Compañía  Aerochago, convirtiéndola en una de las empresas de carga de más renombre en la linea de carga aérea de República Dominicana. Desafortunadamente la  situación que cambió drásticamente a partir del año 1993, como consecuencia de la aplicación de la Categoría 3, cuando Pedro Santiago Rodríguez Echavarría ya estaba ausente.

Entre las aeronaves operadas por la aerolínea  Aerochago  recordamos las siguientes aeronaves;  HI-422  Lockheed 749, HI-532 CT Lockheed 1049,  HI-376 CT, Convair 240-23  HI-548CT Lockheed 749, HI-599CT Douglas DC-7, entre otras. 

1 comentario:

Lizbeth Lopez-Ospino dijo...

mi nombre es Lizbeth Lopez-Ospino, mi padre Ing. Bienvenido Lopez Belen, amigo personal de "chagito" y con quien volo innumerables veces, ese fatídico día no volo con chagito, debido a que su pasaporte se habia vencido y lo estaba renovando, personalmente me toco decirle a chagito, que mi padre no estaba pues estaba en los tramites del pasaporte y asi escuche la voz de Santiago Rodriguez por ultima vez, mi corazon ha lamentado por años la perdida de chaguito, pero he dado inmensas gracias al padre celestial que cambio la vida de mi papa, por la de Amador,
Muy interesante tu blogger